Preguntas

¿Qué aves alimentaron a Elías?
 

Busqueda

Ultimas noticias



Designed by:

El Nombre Del Señor PDF Imprimir E-mail

El presente estudio nos guiará a comprender mejor nuestra doctrina. Siendo tan imprescindible nuestra salvación veremos como podemos conseguirla y a de ser de acuerdo con la Biblia que es la palabra de Dios.

Voy a citar un asunto que se encuentra primero en Joel 2:32, luego en Hechos de los apóstoles 2:21, y también en Romanos 10:13 dice “el que invocare el nombre del Señor será salvo”. Esa es la respuesta a nuestra necesidad de salvación, invocar el nombre del Señor.

Ahora bien, el apóstol Pablo sigue diciendo en romanos 10:14, ¿como invocaran aquel en quien no han creído y como creerán aquel de quien no han oído?.

El libro de Proverbios 30:4, está hablando de Dios y pregunta: “¿...Cuál es su nombre y el de su hijo, si sabes?”, porque si hemos de invocar un nombre para ser salvos tenemos que conocer ese nombre.

En la antigüedad a pesar de que Dios tomaba contacto con algunas personas como lo fueron Abraham, Moisés y otros, Dios no había manifestado su nombre.

Dios aparecía en una nube, en una llama de fuego, en el viento, o simplemente en una voz, pero la aparición mas común era en su Ángel. O sea como los demás seres espirituales se personifican tomando una apariencia humana, el Señor también lo hacia así y a esta aparición se llama en las escrituras, ángel de Jehová o ángel del pacto.

En el libro de Jueces 13 se nos relata como el ángel del Señor anuncia a Manoa y a su mujer, el nacimiento de Sansón su hijo, y Manoa conociendo que en esa aparición estaba Dios, le dice: “Dime cual es tu nombre para que te adoremos”, a lo que el ángel responde: “no preguntes por mi nombre que es oculto”. (Jueces 13:17-18)

En Éxodo 23:20-21, dice : “Yo envió mi ángel delante de ti” y termina diciendo: “mi nombre esta en él”. Si, en el ángel de Señor esta su nombre, ahora leemos en Malaquías 3:1 se esta anunciando la venida de Juan el Bautista y luego de Jesús, dice el verso 1 “He aquí yo envío mi mensajero delante de mí, luego vendrá el Señor a quien vosotros buscáis y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros”.

El primero es Juan el Bautista y el ángel de pacto es Jesús. Y según leemos en Éxodo 23, en ese ángel está su nombre.

Dios hablando por el profeta Isaías acerca del advenimiento del Mesías dice en el capitulo 52:6 “En aquel día mi pueblo sabrá mi nombre, porque yo mismo estaré presente”. Aquí Dios promete que en los días de Jesús él revelará su nombre.

El profeta Zacarías en el capítulo 14:9 habla del tiempo de Jesús y la revelación del nombre. Dice: “y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno y uno su nombre”.

Si leemos en Juan 17:6 Jesús esta orando y dice: “Padre he manifestado tu nombre a los que del mundo me diste y guardaron tu palabra”; es decir que los apóstoles recibieron de Jesús la revelación del nombre.

Ese nombre que estaba oculto para Manoa, que para Moisés estaba en el ángel del pacto, que según Isaías, será revelado en los días de Jesús, que según Zacarías aunque Dios tiene muchos títulos, Dios es uno y uno su nombre. Ese nombre ha sido manifestado a los apóstoles; ellos serán los encargados de anunciar ese nombre; y todo el que invocare ese nombre será salvo.

Veamos ahora cual es ese nombre según los apóstoles.

Pedro: Hechos 4:12. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre debajo del cielo dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Juan: Juan 1:12. Mas a todos los que le recibieron dióles potestad de ser hechos hijos de Dios a los que creen en su nombre.

Marcos: Marcos 16:17. Y estas señales seguirán a los que creyeron: en mi nombre echaran fuera demonios; hablaran nuevas lenguas, quitaran serpientes y si bebieren cosa mortífera, no les dañara: sobre los enfermos pondrán sus manos y sanaran.

Pablo: Colosenses 3:17. Y todo lo que hacéis, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios padre por él.

Estas y muchas otra escrituras demuestran que el nombre de Jesús es el nombre para dar salvación a la humanidad. Pedro en Hechos 2:36 dice:”sepa pues ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús que vosotros crucificasteis, Dios a hecho Señor y Cristo. Si Dios a hecho Señor a Jesús, entonces el nombre de Jesús es el nombre del Señor.

Veamos el nombre de Dios en el antiguo testamento y su relación con el nombre de Jesús.

a) Elohim: Este vocablo es empleado donde se describe a Dios como Creador.
Es plural y significa plenitud.
Juan en su evangelio 1:3 dice que Jesús es el creador. Todas las cosas por él fueron hechas.
En cuanto al plural dice Pablo de Jesús: “porque en él habita toda la plenitud de la divinidad corporalmente” Colosenses 2:9.

 

b) Jehová : Se relaciona con la obra salvadora de Dios, (Dios salvador). La palabra
Jehová procede del verbo “ser” y abarca pasado, presente y futuro. El que fue, es y será.
Pablo en su carta a Tito 2:13 dice que Jesús es “El gran Dios y salvador nuestro Jesucristo”. Y en cuanto a pasado, presente y futuro la carta a los Hebreos 13:18 dice Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

c) Jehová-ra’ha: Jehová es mi pastor. Salmos 23:1, Juan 10:11. Yo soy el buen pastor.

d) Jeremías 23:6. Aquí la referencia es directamente a Jesús.

e) Adonai: Significa literalmente Señor, y expresa la idea de gobierno y dominio
absoluto; Éxodo 23:17, Isaías 10:16 y 33. Algunas escrituras de las muchas que dan el titulo de Señor a Jesús: Hechos 15:11 “por la gracia del Señor Jesús seremos salvos”;
Hechos 16:31. “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo”; Hechos 19:17. “Y era ensalzado el nombre del Señor Jesús”.

En su carta a los Filipenses, el apóstol Pablo en el capítulo 2:9-11 dice por lo cual le ensalzó a lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre; para que en el nombre de Jesús doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los que en la tierra y de los que debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor. Aquí Pablo está diciendo Jesucristo es Jehová, que Jesucristo es Adonai, (Señor).

Veamos ahora; esa invocación se hace al creer y ser bautizado; pues como dice en Marcos 16:16 el que creyere y fuere bautizado será salvo.

Pablo, el apóstol, cuenta, que cuando el creyó en el Señor Jesús, recibió la orden levántate y bautízate y lava tus pecados invocando su nombre.

Al leer las instrucciones del Señor Jesús en Mateo 28:19 Id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; pareciera referirse a tres nombres, pero no es así, puesto que padre no es nombre sino un título aplicado a Jehová y a Jesús. Isaías 63:16 dice tu, oh Jehová eres nuestro padre; Jesús le llama padre a Dios, pero el mismo recibe ese título.

En Isaías 9:6 dice de Jesús: un niño nos es nacido, hijo nos es dado... y será llamado su nombre Admirable, Consejero, Padre eterno.

En segunda de tesalonicenses 2:16 “ El mismo Señor nuestro Jesucristo y Dios y padre nuestro”.

En cuanto a hijo tampoco es nombre sino otro título social, y Espíritu Santo es el ser espiritual de Dios. Dios es Espíritu. Juan 4:24.

Los apóstoles no tuvieron dudas sobre la orden de bautizar en el nombre puesto que el mismo Señor se los había manifestado, pedro en Hechos 2:38 dice a los que escuchan su sermón del aposento alto: “arrepentios. Y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo”. En hechos 8:16 dice que los samaritanos convertidos eran bautizados en el nombre de Jesús. Hechos 10:48 dice que los gentiles en casa de Cornelio, fueron bautizados en el nombre de Jesús.

El bautismo en los títulos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, literalmente como lo registra Mateo 28:19 se comenzó a utilizar a partir del año 325 cuando el emperador Constantino celebró el concilio Nicea, se acordó esta forma bautismal en apoyo de la doctrina de tres personas en la divinidad predicada por primera vez en el año 150, por un filósofo llamado Justino. Aunque esto es contrario a la enseñanza apostólica quienes prohíben que después de ellos se enseñe otra doctrina diferente a la por ellos enseñada.

En Gálatas 1:8 dice Pablo, si nosotros o un ángel del cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos anunciado sea anatema.

¿Creyó usted en el Señor? ¿No cree que si la fe es en Cristo el bautismo debiera ser también en él, como lo enseñan los apóstoles? Pablo a los Gálatas les dice en capitulo 3:27 “todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis vestidos”. Hay quienes no dan importancia al bautismo, Marcos 16:16 dice “el que creyere y fuere bautizado será salvo”.

Acerca de esas personas que dicen que no es correcto volver a bautizarse, les invito a leer los últimos versos del capitulo 18 y los primeros 6 del 19 de los hechos del los apóstoles. Allí hay unos discípulos convertidos por la predicación de Apolos.

Fueron bautizados por este, pero no en el nombre de Jesús, siendo nuevamente bautizados en el nombre del Señor Jesús.

Los apóstoles no admiten otra forma de bautismo para la salvación; solo el nombre de Jesucristo. Para ellos como dice Pablo a los Efesios 4:5 solo hay: “un Señor, Jesucristo. Una fe, en Jesucristo. Un bautismo en el nombre de Jesucristo”.

Considero una blasfemia esa opinión de que los apóstoles se equivocaran al bautizar, puesto que estaban llenos del Espíritu Santo. San Juan 14:26 “ mas el consolador, el Espíritu Santo, al cual el padre enviara en mi nombre, él os enseñara las cosas que os he dicho”.

A aquellos que dicen que prefieren obedecer lo que dijo el Señor y no lo que dicen los apóstoles, sugiero leer Lucas 10:16. “El que a vosotros oye, a mí oye; y el que a vosotros desecha, a mí desecha; y al que mí desecha, desecha al que me envió.

No es mi intención hacer aquí doctrina teológica, se que hay quienes creen que Dios es una persona manifestada como Padre, como Hijo y como Espíritu; otros que creen que son tres personas que forman un conjunto divino, y hay quienes creen que son dos personas Padre, Hijo y el Espíritu que sería el poder u omnipresencia de Dios.

Para los apóstoles el nombre de Jesús o Jesucristo es el nombre de Dios , de ese Dios que es nuestro padre, que se manifestó como hijo, y que es Espíritu Santo. El nombre de Jesús es el nombre del Señor.

En lo que respecta a celebrar oficios como son presentación de niños, compromisos, matrimonios y otros. Yo no encuentro en la Biblia que diga alguna forma diferente, solo encuentro en colosenses 3:17, donde el apóstol dice “Y todo lo que hacéis sea de palabra o de hecho hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús. Además al dar comienzo o finalizar un servicio de congregación, debe ser en su nombre; pues el Señor Jesús dice:” Donde dos o tres, se congregaren en mi nombre yo estaré en medio de ellos”. Dios es glorificado en el nombre del Señor Jesús.

A manera de conclusión, citare el contenido de los versos 27 y 28 de 1 Corintios 15 “Porque todas las cosas sujeto debajo de sus pies”, (Esto es bajo la autoridad del Señor Jesús). El 28 dice ”Mas cuando todas las cosas le fueren sujetas, el mismo hijo se sujetara al que le sujetó todas las cosas”.

Es entonces la voluntad de Dios someter todas las cosas bajo la autoridad del Señor Jesús, y nuestro deber como hijos de él, es cumplir su voluntad.

Creyendo en el Señor Jesús, Juan 3:36 “Bautizándonos en su nombre” Hechos 2:38 “Haciendo todo en su nombre” Colosenses 3:17 “Solo por Jesús vamos a Dios” Juan 14:6 “Solo en su nombre se salva” Hechos 4:12 Jesucristo es el Señor, Filipenses 2:11 “El que invocare su nombre será salvo”.